Casos de Sexo entre Humanos y Alienígenas

Testimonios confirman sexo entre humanos y alienígenas Seguramente muchos, que no creen en los temas sobre extraterrestres, seguirán pensando que los alienígenas no existen y que todo es producto de una fantasía.

Casos de Sexo entre humanos y Alienígenas

Sin embargo, aquellos que han estudiado científicamente la vida en otros planetas, están convencidos que los alienigenas si existen y que no somos los únicos en el universo. Si hasta hace poco nadie creía en esta teoría, los ovnis mostrados por el Gobierno americano (y que ya no podían ocultar más) dan fe que, sin duda, los ET están entre nosotros.

Comprendido esto, existe la duda de cómo son los alienígenas, si son seres como nosotros los humanos, incluso si también tienen intimidad sexual.

Cierto o no,  existen miles de personas aseguran a ver tenido relaciones sexuales con un extraterrestre o ser de otro planeta, ya se porque Ios alienigenas los secuestraron (abducción extraterrestre) o porque sus sueños fueron tan reales, que su cerebro lo pone como parte de la realidad. Pero para que no piensen que no decimos la verdad, estos testimonios han sido extraídos de sus propias terapias de hipnosis.

Lo que haya sido, ya no es tan descabellado, pues si antes EE.UU. no quería aceptar que existían ovnis, y hoy ya es una realidad, entonces nada de lo que se refiera a vida en otros planetas puede ser tan irreal.

Casos de Sexo con Extraterrestres

Aquí algunas experiencias contadas por sus propios protagonistas de sexo con extraterrestres.

David Huggins Pinta sus Reencuentros

Se supone que perder tu virginidad debe ser memorable. La mayoría de personas lo recuerdan con afecto y, probablemente, con un poco de vergüenza. Pero David Huggins de México dice que la primera vez que tuvo relaciones sexuales, [la experiencia] fue más “fuera de este mundo” que la de la mayoría.

Cuando tenía 17 años, “perdí mi virginidad con una mujer extraterrestre”, dice el hombre de 74 años en un documental sobre él, llamado Love and Saucers. “Eso es todo lo que puedo decir al respecto”.

Abuelito tiene sexo con aliens y hace pinturas al respecto

Abuelito tiene sexo con aliens y hace pinturas al respecto

El hecho en cuestión se dio presuntamente en 1961, cuando David Huggins era un adolescente que vivía en la finca de sus papás en una zona rural de Georgia. No era la primera vez que los extraterrestres se le aparecían, desde que tenía ocho años ya había visto extrañas criaturas. Pero ese día, mientras caminaba por el bosque cerca de su casa, una mujer alienígena apareció y lo sedujo.

Según David Huggins, estas visitas de extraterrestres y sus relaciones sexuales con ellos continuaron en la adultez. Huggins dijo que su último encuentro con Crescent, el nombre que él mismo le dio a la mujer del bosque, había ocurrido hace seis meses.

Estaba sentado en una silla, y la mujer, Crescent, estaba detrás de mí y me abrazó”, dijo. “Y eso es todo. No sé nada más fuera de eso”.

David Huggins es desconcertantemente práctico cuando habla de sus encuentros. Esto lo diferencia de lo que la mayoría de nosotros esperamos de los entusiastas de los OVNIS.

Pintura Hecha por David Huggins

Pintura Hecha por David Huggins

El no le da importancia a la notoriedad y no le importa si alguien le cree o no. Cuando David Huggins habla de criar a cientos de bebés extraterrestres, y sí, esa es otra faceta de sus encuentros, suena tan equilibrado como un granjero que explica la rotación de cultivos.

Mi relación con Crescent fue cálida y amigable. Un poco extraña. No un poco. Muy extraña. Realmente, él era mi novia, dice Huggins en la película. “Una relación muy poco convencional”, agrega.

Esto lo motivó a convertirse en pintor. Una de las primeras pinturas que Huggins hizo fue la de él y Crescent, teniendo sexo. Cuando se le preguntó a Huggins por qué cree que los seres se le aparecieron, dijo: Tengo la sensación de que decenas de millones de personas, tal vez cientos de millones, han tenido experiencias [similares]. Esto es todo lo que puedo decir, pero creo que estamos tan abiertos a Ias cosas, que estos seres se nos pueden aparecer. Sé que nunca me cerré a esto, porque ha continuado toda mi vida”.

Agricultor Secuestrado por una Alienígena Sexy

La de Antonio Villas Boas, un agricultor brasileño, es una de las abducciones más contadas en los libros de apariciones y secuestros extraterrestres.

Esta supuesta aparición tuvo lugar en 1967 mientras trabajaba sus tierras. Villas Boas avistó una bola de luz roja y frente a él aterrizó una nave en forma de huevo con una cúpula giratoria.

Salió de su tractor y echó a correr, pero fue perseguido por cinco seres de ropa ceñida en color gris que le dominaron y le transportaron a bordo de su aparato espacial, donde le extrajeron sangre y fue utilizado sexualmente por una bella alienígena.

Antonio Villas Boas

Antonio Villas Boas

Según su testimonio: “Su cuerpo era el más hermoso que había visto en mi vida. Era esbelta, su cintura era estrecha, el vientre plano, las caderas bien desarrolladas. Me miraba todo el tiempo como si quisiera pedirme algo”.

Los tripulantes de Ia nave, después de utilizar su cuerpo, le devolvieron la ropa y lo echaron sin contemplaciones. Una historia extraída de “Avistamientos, secuestros y encuentros en la Tercera Fase” (1992) de John Spencer.

 Vaquero Colombiano y su Experiencia Íntima con un extraterrestre

Una historia muy similar a la de Villas Boas, por sus tintes rurales y la erotización de las alienígenas, la protagoniza Liberato Aníbal Quintero, un colombiano que, en los años 70, A mediados de una noche de inquietud, caminó de las cuadras de sus vacas para comprobar que estaba todo correcto, fue cuando es captado por un momento de intimidad sexual con una extraterrestre.

El secuestro extraterrestre se dio por unos eres de menos de metro y medio de altura, de cara aplastada, con pómulos muy salientes, cejas muy espesas y ojos redondos y saltones, entre los que habían mujeres de largas melenas quienes le introdujeron en una nave en forma de huevo de gallina.

La parte más sexual de su relato corre a cargo de tres extraterrestres femeninas que, según dijo Liberato Aníbal Quintero, en una de sus sesiones de hipnosis, “estaban completamente desnudas y adoptaron posturas provocativas e invitadoras, como si quisieran darme entender que estaban dispuestas a lo que fuese”

Lo cierto es que según Liberato Aníbal,mantuvieron relaciones con las tres alienígenas alrededor de unas 3 horas, una con cada una. Liberato Anibal despertó desorientado y fue corriendo a contarle lo sucedido a Brunilda Aguirre, su esposa, quien reaccionó con ataques de celos. Nunca más volvió a vivir una situación similar.

Si esta página paranormal te ha gustado puedes compartirla en tus redes.