Los espíritus de tus familiares fallecidos te visitan por las noches

Los espíritus de tus familiares fallecidos te visitan por las noches

Perder a un ser querido es pasar por las más tristes sensaciones que puedes experimentar, para cualquier persona. Tu familiares fallecidos te visitan.

Índice

    Los espíritus de tus familiares fallecidos te visitan

    El dolor por perder a un ser querido es grande,manera que quieres volverlo a tener en vida. Sin embargo esto no sucede al menos como lo esperamos.

    Familiares fallecidos en sueños

    Los sueños, si bien son considerados como un reflejo del estado mental, emocional y físico del soñador, encerrarían algo más: para algunos estudiosos puede ser una conexión con el Más Allá, un mundo por definición inaccesible para nuestra conciencia.

    Desde la antiguedad se creía que los sueños en los que aparecían personas fallecidas eran un hecho que no debía ser ignorado, ya que a veces los espíritus de las personas queridas fallecidas nos visitaban en nuestros sueños para darnos un mensaje, un consejo o una advertencia.

    Familiares fallecidos dos visitan en sueños

    Existe un fenómeno llamado “Sueño de Visitas”, resulta que este fenómeno sucede cuando una persona está dormida y siente una visita mientras duerme, eso significa que un ser querido que ya está muerto te está visitando.

    No hay que temer, ya que es una visita de extrañeza y no te hará ningún daño, de hecho, muchas personas han confirmado que es una bendición sentir esa visita.

    El psicólogo español Joaquín Cámara, quien ha investigado durante años el tema de la vida después de la muerte, explica que cuando alguien muere, o se desencarna y pasa al mundo espiritual o a la postvida, puede tratar de comunicarse con sus seres queridos que continúan vivos en el plano físico de diferentes maneras.

    Una de las formas más frecuentes es tratar de establecer comunicación cuando la persona se queda dormida. Todas las noches, cuando nos acostamos a dormir, llega un momento en el que nuestro cuerpo astral sale del cuerpo físico y viaja por su plano, el astral, mientras el cuerpo físico se queda en la cama acostado.

    De este modo, si hemos perdido a un ser querido es muy posible que él se encuentre en ese plano y aproveche que estamos ahí durante el sueño para poder comunicarse con nosotros, por lo que esto se convierte en un medio de comunicación muy sencillo para ambos.

    ¿Por qué nuestros familiares nos visitan?

    Existen muchas causas o razones por las cuales un familiar fallecido nos visita, intenta comunicarse con nosotros.

    Buscar el perdón

    El espíritu nos solicita que lo perdonemos por algo que hizo en su vida en la tierra o bien que nosotros le pidamos perdón por algo que hicimos nosotros. El propósito de esto es terminar con el rencor y los complejos de culpa, de modo de lograr la comprensión y el equilibrio y acabar con conductas abusivas o destructivas que conspiran con nuestro crecimiento personal. Necesitan ser perdonados para seguir con su camino.

    Advertencias de salud o de un peligro inminente

    Los especialistas creen que una vez que están libres de sus cuerpos físicos, nuestros seres más queridos difuntos pueden llegar a ser consejeros psíquicos extremadamente útiles y fiables, pues al ver a través del espacio y el tiempo con bastante facilidad son especialmente sensibles a los problemas de salud que puedan afectarnos.

    Los difuntos, también, pueden recurrir a nosotros para advertirnos de un peligro potencial e inmediato.

    Prepararnos para nuestra propia muerte

    Nuestros seres queridos pueden visitarnos en nuestros sueños para avisarnos que pronto vamos a abandonar este mundo terrenal y físico y para aconsejarnos que la muerte no es algo terrible, sino que sólo un estado superior, un paso a otra dimensión.

    Se dice que los animales que fueron nuestras mascotas en vida y fallecieron, nos ayudan en nuestro camino cuando nosotros o muramos.

    Buscar ayuda

    Otra razón de por qué estos espíritus de familiares fallecidos se aparecen en sueños es que necesitan nuestra ayuda u orientación debido a que están perdidos o “atascados” en su viaje al Más Allá.

    ¿Cómo saber si mi familiar fallecido me visita?

    Descubre cómo puedes ayudarlos a salir de este mundo y lograr la paz eterna.

    Según las evidencias que surgen de la investigación las comunicaciones después de la muerte que más usualmente han sido reportados son las siguientes:

    Sentir la presencia

    Es una sensación distinta, casi física, de que él o ella están presentes. La mayoría de la gente que ha experimentado esto, dice reconocer a la persona y, también identifica las emociones y su estado de ánimo general.

    Algunos pueden recibir mensajes no verbales en esta forma. Aún cuando este tipo de comunicación es la menos tangible y concreta de todas, cada experiencia tiene un comienzo y un final muy definido.

    Los que lo experimentan son claramente conscientes de cuando llegan y cuando se van sus seres queridos fallecidos.

    Comunicaciones auditivas

    Algunas personas reportan haber escuchado una voz audible que provenía de una fuente externa a su propia persona. Escuchan la voz en sus oídos, en la misma forma que escucharán a cualquier otra persona hablando con ellos.

    Pero la mayoría de las personas dicen haber escuchado la voz internamente, dentro de su cabeza o mente, y están igualmente convencidos de que la fuente de origen de esta voz era externa a ellos.

    Estos mensajes en general son muy cortos, de unas pocas palabras, casi como un telegrama.

    Comunicaciones táctiles

    Estas experiencias generalmente consisten en un leve toque, una suave caricia, o beso, un brazo que nos rodea los hombros, una mano que nos toca el pelo.

    Si bien las experiencias táctiles pueden aparecer aisladas de otras, lo más frecuente es que se presenten en combinación con experiencias auditivas o de sentir la presencia del ser querido.

    Puedes visitar nuestro Blog de historias paranormales, allí puedes encontrar más historias reales alucinantes sobre contacto paranormal

    Déjame un comentario

    Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia.