¿Jesús tuvo Hermanos de Sangre? Los Hermanos de Jesús

Existen teorías que incluso son amparadas en la misma Biblia. La referencia a los hermanos de Jesús sólo puede causar sorpresa en aquellos que no han leído nunca el texto completo de los Evangelios. En estos textos abundan las referencias a los hermanos de Jesús, e incluso llega a darse el nombre de los mismos.

¿Jesús tuvo hermanos de sangre?

Como señala el Evangelio de Marcos (6, 3 33) y el de Mateo (13, 54-55), los hermanos se llamaban Santiago, José, Simón y Judas y habría al menos dos hermanas de Ias que no se dan los nombres. Sabemos también por el Nuevo Testamento que esos hermanos no creían en Jesús inicialmente (Juan 7, 5) y que incluso en un primer momento, en compañía de María, intentaron disuadirle de su ministerio (Mateo 12, 46 ss).

Esa incredulidad de los hermanos de Jesús seguramente explica que en la cruz encomendara el cuidado de su madre al discípulo amado. Sin embargo, también consta que se produjo un cambio al poco de la muerte, ya que en Pentecostés tanto Maria como los hermanos de Jesús ya formaban parte de la comunidad judeocristiana de Jerusalén (Hechos 1, 14). 

Serían sus hermanos postizos, hijos de José

No sabemos con total certeza a qué obedeció la transformación, pero todo parece señalar que pudo deberse a la convicción de que Jesús había resucitado. De hecho, Pablo, escribiendo un par de décadas después, señalaba que entre las personas que vieron a Jesús resucitado se encontraba Santiago (I Corintios 15, 7). Cabe pues pensar que esa circunstancia provocó un cambio radical en él y, muy posiblemente, también en los otros hermanos.

Las Respuestas de los Hermanos de Jesús

Cuatro hombres: Jacobo, José, Simón y Judas son mencionados como los hermanos de Jesús (Ver Mateo 13:55; Marcos 6:3). Ha habido mucha discusión a través de los siglos sobre la exacta relación de estos hombres con Jesús. Se han dado tres principales puntos de vista:

  1. Fueron hermanos reales de Jesús, o sea, medio hermanos, hijos de José y Maria (y en consecuencia más jóvenes que Jesús);
  2. Que fueron sus hermanos postizos, o sea, hijos de José por su previo matrimonio (y así todos mayores que El y para nada sus parientes de sangre);
  1. Que fueron Ios primos de Jesús por parte de su madre, algunos de ellos, o por parte de José, algunos otros. Aquellos que sostienen el primer punto de vista argumentan que es la manera más natural de entender las varias referencias a estos hermanos; también que es el intento más obvio de Mateo 1:25 y Lucas 2:7.

Los Hijos de José (Hermanos de Jesús)

Quienes sostienen el segundo punto de vista argumentan que las éticas de la familia oriental no permitirían a los hermanos más jóvenes a insultar o meterse de otra manera con un hermano mayor como los hermanos de Jesús lo insultaron (Ver Marcos 3:31; Juan 7:3-4). Apuntan más allá al hecho de que Jesús dejó a su madre al cuidado del apóstol Juan (Juan 19: 26-27) en vez de con uno de sus hermanos implica firmemente que Maria no tuvo otros hijos.

El punto de vista de que estos hermanos eran primos de Jesús del lado de José se basa en pura conjetura. Que eran primos del lado de María se basa en la no probada identidad de “Maria, la esposa de Cleofás” con la hermana de María (Juan 19: 25; Marcos 15: 40) y en la no probada identidad de “Cleofás” con Alfeo (Marcos 3: 18).

Los hermanos de Jesús son mencionados acompañando a Jesús y su madre a Capernaúm luego de la boda de Caná (Juan 2:12). Más tarde María y estos hermanos quedaron registrados buscando una audiencia con Jesús (Mateo 12.46-50; Marcos 3:31-35; Lucas 8:19-21 ). Hacia el final del ministerio de Jesús, se menciona que sus hermanos lo instan a que pruebe que era el Mesías, Io cual ellos mismos dudaron (Juan 7:3-5). Que ellos se convirtieron más tarde está claro, porque se los describe en Hechos unidos con los discípulos y otros en “oración y súplica” justo antes del Pentecostés (Hechos 1:13-14). Pablo implica que eran todos casados (1 º Corintios 9:5).

Estudiosos sostienen que el autor de la epístola de Judas, quien se identifica a sí mismo como el “hermano de Jacobo”, era uno de estos hermanos (Judas 1). También se cree en general que el líder de la iglesia de Jerusalén fue Jacobo, el hermano del Señor (Ver Hechos 12:17; 15:13). Esto parece ser confirmado por la referencia de Pablo a su visita a Jérusalén, en la cual establece que vio solamente a Pedro y a “Jacobo, el hermano del Señor” (Gálatas 1:18-19).

Visita nuestro blog sobre misterios de la biblia para conocer más historias y desentrañar casos sobre los misterios de la biblia.