Mitos y Leyendas Peruanas

Mitos y Leyendas Peruanas

Leyendas Peruanas. Recopilación de los Mejores Relatos, Leyendas de Terror Paranormal de la Cultura Peruana. Mitos y Leyendas del Perú.

Índice

    Mitos y Leyendas Peruanas

    El Tunche

    En el Perú, dentro de las regiones de Madre de Dios y San Martín, se tienen en común relatos en torno a un ser maligno. Dicho ente, es conocido como "el Tunche", un demonio que vaga por la selva haciendo daño. Sus víctimas suelen ser personas despistadas que se pierden en la selva. Lo espeso de la selva es su hábitat natural, por eso es muy común encontrarse con él si uno se aleja mucho de los pueblos o casas, se dice que quien lo escuche silbar está destinado a morir luego de un tiempo.

    Mitos y Leyendas Peruanas
    Mitos y Leyendas Peruanas

    [ También te puede interesar: ¿Cómo Saber si hay Fantasmas en mi casa? ]

    El Muqui - El Duende de la Mina - Sacrificios Humanos

    Uno de los mitos y leyendas peruanas es la historia del Muqui. En las minas de la Sierra peruana existe un duende. Los mineros que lo han visto lo describen como un ser de baja estatura que no posee cuello, su cabeza está unida al tronco directamente. Su cara se encuentra cubierta por una espesa barba y su cabello es color dorado.

    Su vestimenta es idéntica a la de un minero de épicas pasadas. Ocasionalmente hace travesuras, esconde las herramientas o provoca algunos ruidos, para que los mineros salgan corriendo despavoridos.

    Se dice que los jefes que trabajan en las minas hacen pactos con el Muqui, deben darle una vida humana de vez en cuando, a cambio el Muqui les ayudará a conseguir Oro. Las mineras buscan obreros que vivan lejos y no tengan familia o alguien que les reclame (de esta forma evitan denuncias de familiares). La victima no se entera que "va a trabajar" pero lo envían al fondo de la mina para que el duende Muqui lo asesine. También se comenta que si un minero logra atrapar al duende Muqui, este pagará su rescate con oro.

    Si en algún momento te vas a trabajar a la mina, di que tienes 2 esposas y 10 hijos para que no te sacrifiquen.

    Respecto a leyendas de la minería he escuchado el relato de un ex trabajador minero, quien a su vez era religioso; y que cuando terminó la excavasión y todos regresaban a sus casas. El Muqui exigió una fiesta de despedida con muchas cajas de cerveza y mucha comida; así lo hicieron, trajeron cerveza y comida y apareció el muqui con muchas "diablas" y todos empezaron a comer y a beber; pero el Muqui dijo que este ex trabajador debía irse de "la fiesta" porque era un creyente religioso.

    Mitos y Leyendas Peruanas
    Mitos y Leyendas Peruanas

    La Monja Condenada

    En Arequipa funciona un colegio que, aunque tiene todas las habitaciones de la institución ocupada, existe un cuarto que aún queda solitario; cuenta la leyenda que antiguamente era un convento donde existió una hermana muy devota, al ser asechada por la muerte, en su lecho pidió que la dejaran descansar por siempre en su habitación.

    Al conocerse esta leyenda, muchos alumnos comentaban que por las ranuras de la puerta observan una cama y un velador, aunque muchas veces ven a una monja que aparecer espantando a los curiosos que interrumpen su descanso en ese cuarto, y que luego, desaparece en medio de la nada.

    Mitos y Leyendas Peruanas
    Mitos y Leyendas Peruanas

    La Enfermera Sin Cabeza

    La historia de amor y tragedia. A mediados del 1950, una enfermera y el doctor residente del hospital Arzobispo Loayza en Llima tenían planes de matrimonio, pero el destino les tenía otro camino, el doctor tuvo un accidente de tránsito, donde falleció en manos de su prometida al llegar al hospital para lanzarse al vacío, pero los escombros y fiierros que se encontraban en el fondo terminaron por decapitarla. Desde entonces en los pasillos del hospital se observa a la enfermera penando.

    Muchas relatos de pacientes del hospital Arzobispo Loayza que se quedan en la madrugada, han relatado haber visto a una enfermera sin cabeza.

    Mitos y Leyendas Peruanas
    Leyendas Peruanas

    Pishtaco

    La palabra pishtaco proviene del quechua pishtay (decapitar, degollar o cortar en pedazos) El pishtaco es una persona que según las leyendas andinas, secuestra a personas solitarias o que viajan solas, las degolla y extrae su grasa corporal para luego venderla en el mercado negro, para su posterior creación de cosméticos.

    En la actualidad, la leyenda cuenta que en las fábricas azucareras, se necesita grasa humana de vez en cuanto para lubricar las máquinas. Se ha reportado "muertes sospechosas" en fábricas de azúcar en la región norte del Perú, muertes misteriosas como que "la máquina se prendió sola"

    También se dice que los motores de los aviones a reacción no pueden despegar sin una gota de grasa humana.

    Pistacho y los Cosméticos

    Entre todas las leyendas peruanas, la historia de los pishtacos o Pistacho siempre resulta impactante debido a la frialdad de los actos. Han habido capturas a sujetos en Perú, que extraían la grasa de personas para venderlas a países Europeos con la finalidad de fabricar cosméticos. Si quieres leer sobre la captura de estas personas dejaré los enlaces:

    https://rpp.pe/peru/actualidad/pishtacos-vendian-grasa-humana-a-mercados-de-cosmeticos-europeos-noticia-223666

    https://diariocorreo.pe/peru/los-pishtacos-y-el-terror-que-desataron-en-huancayo-hace-35-anos-698836/

    Mitos y Leyendas Peruanas
    Mitos y Leyendas Peruanas

    Si mi página te ha gustado, visita nuestro blog de leyendas peruanas.
    Te envío un gran Abrazo virtual!.

    1. Elizabeth Flores dice:

      Eso de los muquis es cierto mi abuelito las contaba decía que estos duendes se les encontraba a veces sentado en las entradas de las minas pero el decía que aquel que pasaba por allí cerca a esas minas tenía que dejar un pago con coca o aguardiente y continuaba su camino pero aquel que no tenía nada los encantaba y los metía a esas minas abandonadas y desaparecían pues ya nada se sabía de aquellas personas.

    Déjame un comentario

    Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia.