San Cipriano, De Brujo a Santo

La historia de la religión católica tiene más misterios de las que sus millones de feligreses imaginan. Como el caso de San Cipriano de Antioquia, comúnmente llamado  como San Cipriano de Cartago, de los primeros santos que se conoce.

Todos decían que tenía un pacto con el mismo Diablo.

Se podría decir que San Cipriano de Antioquia es la línea que dividía lo bendito de lo pagano en esta religión. fue un obispo que en su pasado fue un poderoso hechicero que se maneja muy bien en las artes oscuras.

San Cipriano es considerado como patrón de Los hechiceros y nigromantes, Aunque ha sido removido del estado de Santos de la iglesia Católica. La gente es beata a él debido a que es a la vez Santo y hechicero, ayuda a la gente en pedidos de toda índole.

Oración-a-San-Cipriano-para-hacer-regresar-a-alguien

¿Quién fue San Cipriano?

Bibliográficamente San Cipriano, es considerado como el patrón de la magia blanca, de las brujas y hechiceros, porque para su actividad caritativa recurría a la magia, a los conjuros, hechizos y oraciones invocando a Dios. 

Considerado precursor de la historia de magos. Nació en Antioquia [Africa], entre Siria e Arabia, de padres idólatras y dueños de inmensas riquezas, le gustaba leer mucho, por lo tanto, era muy culto. A los 26 años deja el paganismo y se convierte al cristianismo, por la predicación del antiguo Obispo de su ciudad.

San Cipriano y Santa justina

Al cumplir treinta 30 años, Cipriano regresó a Antioquia, su ciudad natal, en a que se desempeñó como brujo, alcanzando gran notoriedad entre la población. 

La leyenda afirma que un día, mientras Cipriano salía del templo de Mercurio, se le acercó un joven llamado Agladio, quien le solicitó concederle el amor de una joven hermosa y virgen llamada Justina, hija de Edesio y Cledonia. Justina era cristiana y por intermedio suyo sus padres se habían convertido también al cristianismo. Cipriano le prometió a Agladio que muy pronto obtendría el amor de Justina; sin embargo, luego de ver a la muchacha, quedó prendado de su belleza y desde ese momento la quiso solo para sí.

Luego de mucho intentarlo sin éxito, Cipriano preguntó a los demonios cuál era Ia razón por la que sus hechizos no conseguían el amor de la muchacha; entonces Lucifer en persona Ie dijo que la razón era la fe de Justina en Jesucristo y una marca de la Cruz de San Bartolomé que ella tenía en una mano. 

División entre el bien y el mal

Se dice que, a pesar de cambiar de religión, Cipriano nunca abandonó sus raíces de hechicería y aun así seguía ejerciéndola. Incluso se aseguraba que él había hecho un pacto con el diablo a cambio de más poder y fuerza mística. 

Por otra parte, también profesó en la fe católica, logrando convertirse en el obispo de Antioquía con el paso del tiempo. Se casó con Justina y se bautizó, pero nunca cambió su naturaleza de ayudar a las personas que lo necesitaban. Sin embargo, en ese entonces la Iglesia católica castigaba todo acto impuro y de ocultismo y eventualmente dieron con él.

San-Cipriano brujo

Muerte y santificación de San Cipriano

A San Cipriano de Antioquía y su mujer los persiguieron despiadadamente en nombre del emperador Diocleciano. Finalmente, los encontraron y los sentenciaron a ser hervidos en un gran caldero con agua hirviendo y luego los decapitaron. Todo esto sucedió un 26 de septiembre del año 304 en las orillas del río Galo en una ejecución pública. 

Tanto a Cipriano como a su mujer le realizaron la santa ceremonia de canonización juntos, el día de su muerte aparecía en el Santoral de la Iglesia, pero este fue removido. Aun así, hay mucha gente devota a ellos, ya que los consideran un símbolo de amor, Santidad y poder.

El Libro de San Cipriano

Cipriano renegó del paganismo y se convirtió al cristianismo, abandonó la práctica de Ia magia, antes de ello recogió y escribió en un libro todos sus conocimientos mágicos. 

Este libro está ubicado en la categoría de los agrimonias o libros de nigromancia, que quiere decir es un libro para rituales de magia negra, sin embargo, a pesar de que gran parte del libro trata sobre curaciones y sanaciones a enfermos (magia blanca), el haber dedicado una mínima parte del libro a las invocaciones y a la magia negra, lo centra en la categoría de las agrimonias. 

Habiendo renunciado al paganismo se dedicó a predicar el amor a dios y se le hizo patrón de las artes mágicas, de los hechiceros y de las brujas. 

Oración a San Cipriano para la Protección

Virtuosísimo San Cipriano, Obispo de Corinto, te pido por el amor que a ti profesa Nuestro Señor Jesucristo, me libres de los ataques del enemigo malo, haz que no se ensañe conmigo. Sálvame de muerte repentina, de tempestades, rayos, incendios, y de vecinos inconvenientes. Si cayere en prisión, consuélame y ayúdame a salir de ella con honra, con la frente en alto. De la gente envidiosa y malintencionada, aléjame. 

Y con tus vestiduras cúbreme en todos los peligros que ante mí se presenten, puesto que por tu intercesión se lo pido humildemente a la santísima Trinidad, Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo. 

Amén. 

ORACIÓN A SAN CIPRIANO PARA EL DINERO 

Querido y amoroso San Cipriano, de tu santa bondad estoy convencido, así como de tu devoción y fervor a la justicia y a nuestro señor. 

De toda la mala suerte, y de la desdicha, líbrame. Dame tu bendición y mejora mi situación. No te pido una lotería, Ni dinero inmediato que llegue en un día.

Me basta un trabajo digno con el que ganar dinero para mi familia. 

Oh San Cipriano, con esta humilde petición espero obtener tu bendición para cambiar mi destino y el de los míos. Amén.

Puedes visitar nuestro Blog de Misterio, allí puedes encontrar más historias reales alucinantes historias de ocultismo en la biblia.